Unidad de trasplante capilar

El trasplante capilar es aquel procedimiento quirúrgico, por el cual se logra cubrir zonas del cuero cabelludo calvas con microinjerto de pelo, obtenido del mismo paciente. Es un procedimiento simple, aunque laborioso, que no requiere hospitalización y tampoco anestesia general, casi siempre se realiza con anestesia local y excepcionalmente bajo sedación mínima, de modo que no se requiere hospitalización.

La intervención quirúrgica lleva aproximadamente entre 4-6 horas de operación, dependiendo de la técnica utilizada y sobre todo de la cantidad o número de folículos pilosos a trasplantar.

Generalmente se aprovechan zonas del cuero cabelludo con abundante pelo para cubrir aquellas zonas donde no existe pelo. Pueden utilizarse inclusive pelo de otras áreas, como por ejemplo, el cuerpo y la barba.

Aproximadamente al sexto mes después del trasplante, ya tenemos una idea global acerca del resultado final, aunque habrá de transcurrir un año para observar con mayor precisión el resultado final.

En IMQ Zurriola contamos con profesionales médicos con larga experiencia en este ámbito, así como con todo el equipamiento necesario para poder llevar a cabo este tipo de tratamientos.

Estamos a disposición de cualquier persona que quiera llevar a cabo una consulta de valoración para saber si es susceptible a un trasplante capilar, para lo cual el médico especialista estudiará el caso de manera pormenorizada, emitirá su recomendación e informará del coste de los posibles tratamientos.

TÉCNICAS DE TRASPLANTE CAPILAR

Hoy en día las técnicas quirúrgicas para trasplante de pelo son dos:

  • La tradicional que utiliza una tira de cuero cabelludo, para obtener los folículos pilosos FUT (Follicular Unit Transplantation).
  • La segunda técnica denominada FUE (Folicular Unit Extraction) que utiliza microbisturí circular, operado manualmente o mediante un micromotor unido a un “mango” donde se coloca el bisturí circular.

Cuando realizamos la técnica FUE, al paciente se le rasura el área donante del cual tras la anestesia local se extraen los folículos ya sea de manera manual o con “micropunch” para luego ser separados según el número de pelos por folículo y ser implantados en el área receptora según los cánones establecidos y según el diseño y requerimientos convenidos con el paciente.

En ambas técnicas es de vital importancia contar con el personal altamente calificado y con experiencia en trasplante de pelo. En el centro IMQ Zurriola contamos con el personal idóneo, gracias a su experiencia.

Ambas técnicas permiten obtener los trasplantes de pelo de manera totalmente natural, a diferencia a lo que se observaba años atrás en que la apariencia tras el implante era muy evidente e inaceptable desde el punto de vista estético. Los injertos foliculares son grupos de entre 1 a 3 pelos que emergen del cuero cabelludo del paciente, los cuales serán retirados de un área del cuero cabelludo del paciente (zona donante), para ser injertada, implantada en la zona donde no hay cabello (zona receptora), según la técnica quirúrgica diseñada para cada paciente, después del examen y estudio detallado en cada caso.

Preguntas frecuentes

  • ¿Soy un buen candidato para trasplante capilar?

    Un buen candidato para trasplante capilar son aquellos pacientes con pérdida de cabello de tipo androgénico, debida a factores genéticos, (que son la mayoría) tanto hombres como mujeres y que tengan suficiente área de cuero cabelludo donante en la región posterior de la cabeza. Aunque los mejores candidatos son aquellos que tienen solamente pequeñas áreas de pérdida de cabello, por ejemplo, en la región frontal y con buena área donante.

    La mayoría de los pacientes que solicitan trasplante de cabello son varones; sin embargo, hasta un 15% de pacientes con alopecia primaria son mujeres. Igualmente, otro gran número de pacientes que solicitan trasplante o tratamiento son aquellos que han sido sometidos ya a trasplante capilar previo y que por razones de inesteticismo o falta de naturalidad en los resultados requieren tratamiento.